close

El historial crediticio es un reflejo de los antecedentes financieros. Toda la información relevante sobre el comportamiento de pago se concentra ahí y permitirá a las instituciones financieras saber cómo se han manejado las finanzas personales y si es candidato a algún otro préstamo.

Iniciar un historial crediticio no solamente es posible a través de una tarjeta de crédito, sino también al contratar algunos servicios de pago mensual o periódico. A continuación, descubrirás cómo iniciar tu historial crediticio con estas opciones:

  • Adquiere una tarjeta departamental y sé responsable con ella

Muchas de las tarjetas departamentales sólo pueden ser usadas en la tienda que la expide y generalmente ofrecen descuentos y promociones exclusivas entre otras. La ventaja es que es común que no pidan historial crediticio para otorgarla, sin embargo, la línea de crédito es inferior a la que puede dar una tarjeta bancaria. Generalmente, el CAT de esas tarjetas en muy alto por lo que deben ser usadas con mucha responsabilidad.

  • Abre una cuenta bancaria

Este es un proceso muy efectivo. Las cuentas bancarias, sean de ahorro o de nómina, permiten a los usuarios iniciar un historial, puesto que al estar registrada dentro de los sistemas bancarios y al ser usada constantemente, es común que la institución ofrezca una línea de crédito. 

  • Pide una tarjeta básica

Este tipo de tarjetas son ideales si recién comienzas en el mundo financiero, no exigen una gran cantidad de requisitos y generalmente son aprobadas por las entidades financieras que la ofrecen bajo modelos basados en el potencial económico futuro que podrías llegar a tener.

  • Contrata un plan de celular o internet.

Las compañías de teléfonos móviles e internet reportan el desempeño de sus usuarios a las SIC (Sociedades de Información Crediticia). Esto implica que el pago oportuno de este servicio ayuda a generar historial crediticio.

Leave a Response