close

¿Has escuchado el término wallet en alguna conversación financiera, o en un artículo de la web o hasta en la publicidad de los bancos?

Todo se debe a que nuestros datos bancarios o nuestras tarjetas de crédito han empezado a introducirse en el mundo virtual. Así es como surgen las denominadas e-wallets o billeteras.

¿Qué ventajas tiene esta forma de pago?

El uso de e-wallets a la hora de pagar por un producto o servicio ofrece numerosas ventajas:

  • Te ayuda a reducir los fraudes en la compra de productos y servicios, ya que como tus datos bancarios están cifrados, los números reales de la cuenta no se muestran durante la transacción, además de que tienen más protecciones de privacidad que una tarjeta física.
  • Su uso es muy práctico, sencillo y cómodo, ya que el pago se efectúa con mayor rapidez que introduciendo en la TPV la tarjeta de crédito convencional, además de que no se utiliza ningún pin en la mayoría de las transacciones, siempre que el precio no supere una cantidad. 
  • Otra ventaja que las caracteriza es la seguridad. Esta es una de las características más determinantes a la hora de usarlas. La mayoría de los dispositivos móviles incluyen tecnología biométrica, es decir de reconocimiento facial, por voz o por huella digital. Esta tecnología es la que aplican las e-wallets en la mayoría de los casos para acceder a nuestros datos bancarios, por lo que está garantizada la exclusividad de acceso a las tarjetas de una forma mucho más segura que con las tarjetas físicas, ya que, pagando con estas últimas, robarnos puede ser tan sencillo como fijarse en el pin que introducimos en la TPV al aceptar la compra. 
  • Si lo que te preocupa es que los datos de tu tarjeta se filtren por Internet, no tienes de qué preocuparte, ya que tus datos están encriptados, por lo que es prácticamente imposible que alguien sin permiso los consiga.  De todos modos, desde Creditea recomendamos asegurarse de la fiabilidad de la aplicación móvil descargada y no introducir datos bancarios ni personales hasta verificar que es segura. De esta manera, evitaremos convertirnos en víctimas de robos y de estafas.
  • Además, las e-wallets almacenan todos los movimientos que se realizan con las tarjetas a modo de recibos electrónicos, por lo que usándolas no hay necesidad de malgastar papel. Además, es más difícil perder el teléfono que el ticket impreso que justifica las compras y refleja los cobros, por lo que también facilita las reclamaciones en caso de algún cobro erróneo.

¿Cómo funciona wallet?

Para el funcionamiento de las billeteras electrónicas, son esenciales las tecnologías NFC y contacless. Si se dispone de estos dos elementos en el teléfono móvil y en el establecimiento de compra, la aplicación de pago funcionará adecuadamente. La tecnología Near Field Communication, más conocida por sus siglas NFC, consiste en una tecnología inalámbrica de corto alcance sin la cual sería imposible utilizar las e-wallets. Hoy en día está incorporada en la mayoría de smartphones y dispositivos móviles, y permite la transmisión de grandes cantidades de datos de forma inmediata.  Para utilizar un e-wallet, también es esencial que el establecimiento donde se va a realizar el pago disponga de tecnología contactless, es decir, que permita el pago sin contacto. Esta tecnología es la que hace viable pagar sin introducir la tarjeta de crédito o débito física en la TPV.

¿Dónde es posible utilizar la e-wallet?

Actualmente la billetera digital es más utilizada en compras online y transacciones por la internet. Sin embargo, diferentes establecimientos están equipando sus máquinas de pago con la tecnología NFC, con el objetivo de disponibilizar a los clientes más practicidad y seguridad.

Ahora que tus dudas se despejaron, ¿que esperas par utilizar finvero? Una wellet en desarrollo en donde podrás alojar tus diferentes tarjetas de bancos con la posibilidad de obtener una visión panorámica de tus ingresos y egresos

Tags : billetera electrónicapagotarjetas de bancoswallet

Leave a Response