close

Las empresas viven en un entorno en el que todo cambia rápidamente y la renovación constante se ha convertido en una actividad esencial. No tomar medidas para mejorar la competitividad a la velocidad que surgen nuevas tecnologías, es rezagarse ante los competidores.

Existen gran variedad de ámbitos en los que las empresas pueden intentar mejorar su competitividad. Al mejor la competitividad, no sólo podemos obtener una mayor rentabilidad, sino fortalecer y consolidar nuestra marca de cara al futuro, crecer y expandirse a otros mercados, y sobre todo, generar confianza en el público.

En finvero nos gustaría compartir contigo algunas estrategias que te pueden ayudar a mejorar tu competitividad como empresa. Ten en cuenta que muchas de ellas implican tener un conocimiento profundo de las tendencias y las dinámicas del mercado, así como una inversión a largo plazo.

  1. Aumentar la satisfacción de los clientes

La satisfacción del cliente indica el grado en que una empresa cumple con las expectativas de sus consumidores. Es el resultado de la comparación entre las expectativas previas a la adquisición del producto o servicio y el valor que percibe el cliente cuando termina la relación comercial.

2. Optimizar los procesos de trabajo

El propósito de la optimización de procesos es reducir o eliminar la pérdida de tiempo y recursos, gastos innecesarios, obstáculos y errores, llegando a la meta del proceso. El objetivo es asegurar que los procesos de trabajo fluyan con la máxima eficiencia.

3. Busca la innovación y el desarrollo de nuevos productos

La innovación de productos no consiste simplemente en ser nuevo o en ser diferente. Se trata de crear nuevos productos que encanten a los consumidores, de tomar un nuevo camino que los consumidores quieran seguir. Diferenciarse significa dotar a tu producto de una esencia única a través de un proceso de innovación, que desde el inicio hasta sus últimos detalles cuente con la percepción del consumidor como base para la toma de decisiones estratégicas.

4. Internacionalizarse o expandirse

Si tu empresa quiere ser competitiva, una de las claves que debes tener en cuenta es la necesidad de internacionalizarte o expandirte. No todas las empresas salen a vender en el extranjero, pero hoy día las posibilidades son muchas y más atractivas en muchos gracias al auge del comercio electrónico.

5. Uso de nuevas tecnologías

En el contexto actual, donde gran parte de los procesos de venta y comercialización se han mudado al campo digital, es indispensable que las empresas inviertan en nuevas tecnologías. Páginas web, Apps y redes sociales como Facebook, Twitter, son algunas de las herramientas más empleadas para aumentar la notoriedad de las marcas en sus respectivos mercados. Sin embargo, además de la presencia en internet, las empresas se sirven también de recursos tecnológicos que simplifican y facilitan la gestión y contribuyen en la mejora continua de la organización.

Tags : competitividadempresaEstrategias

Leave a Response