close

Una de las estrategias más efectivas para impulsar el crecimiento de tu empresa podría estar, según el modelo del negocio, es una expansión internacional. Expandir la operación del negocio hacia los mercados internacionales, permitirá a tu empresa incursionar en mercados más grandes y dinámicos. Consideran realizar una internacionalización, es dar un gran salto hacia las grandes ligas, esto es señal de que el negocio comienza una fase de maduración.

Antes de comenzar una expansión internacional, se debe recabar una serie de datos, para no falla en el intento. Por ejemplo, si el país al que se pretende entrar cuenta con el público objetivo que busca la compañía. Iniciar una expansión internacional sin conocer muy bien el mercado al que se quiere entrar es una pésima decisión.

Ante la gran oportunidad que presenta poder trabajar a escala mundial, es necesario implementar estrategias innovadoras para tener éxito.

A continuación, te presentamos algunas de las claves para iniciar la internacionalización de tu empresa:

1. Establecer los objetivos de expansión

Para acudir al mercado internacional es necesario determinar los objetivos de la empresa. Asimismo, se debe comprobar si se alinean con el plan de internacionalización. Una vez que se hayan definido los objetivos, hay queanalizar y determinar los recursos que serán necesarios para llevar a cabo el proyecto y todo lo que se necesita para iniciar las operaciones en otros países.

2. Localizar la oportunidad en el mercado

No se puede acudir al mercado global sin conocer el impacto total en el negocio. Se debe preparar un estudio de mercado en el que determinar si el producto se venderá en ese mercado. Es necesario evaluar la demanda del producto que se ofrece y el poder adquisitivo de los posibles clientes. Por otro lado, el actual panorama digital no se puede obviar. Se debe tener en cuenta las barreras lingüísticas, la legislación, los métodos de pago disponibles o la industria del sector.

3. Desarrollar la planificación y estrategia efectiva

Cada mercado tiene unas condiciones propias. Por eso se han de desarrollar unas estrategias que impulsen el éxito local del negocio y cuyos objetivos permanezcan alineados con los generales de la empresa. Para poder medir el progreso, será necesario establecer metas razonables a corto, largo y medio plazo.

Otro aspecto que hay que cuidar son las diferencias culturales o las costumbres. Una empresa debe asegurarse de que los empleados se van a comprometer y ejecutarán todos sus planes.

4. Posicionamiento frente a la competencia

Se debe identificar el nicho de mercado que se puede cubrir con una propuesta de valor y utilizar las características diferenciadoras como puerta de entrada para los nuevos mercados. La evaluación de los factores de las empresas establecidas orientará a las organizaciones para que se encuentre una ventana de oportunidad. Así se podrá establecer la fase de introducción que servirá de gancho para conseguir un buen posicionamiento en la mente de consumidores nuevos que todavía no reconocen la marca.

5. Buscar posicionamiento en internet

Es imprescindible tener un blog y presencia online en las redes sociales más relevantes, fortaleciendo todos nuestros canales de comunicación. Es necesario también que los canales de atención al cliente sean sencillos de utilizar y muy accesibles. Es fundamental que para ello se tengan en cuenta todas las zonas horarias en las que se trabaje. El sitio web debe ser funcional, atractivo y ofrecer una buena experiencia de usuario para que puedan comprar sin problemas.

6. Define tu estrategia de marketing

La base del éxito de una expansión mundial está ligada a un plan de marketing adecuado. Los consumidores deben conocer la marca y por eso los esfuerzos irán a construir un nombre de marca en ese nuevo mercado. Para lograrlo hay que concretar los objetivos del branding en base a los indicadores de rendimiento adecuados. Las métricas son críticas para el plan de expansión y serán la base de los ingresos a medio y largo plazo.

Independientemente de que la internacionalización se centre en la representación física o digital en los nuevos mercados, los hábitos digitales de consumo son determinantes para diseñar un plan de marketing efectivo que ayude a conquistar todos los mercados objetivos.

Si bien la internacionalización es un proceso y múltiples escalas; más allá del tamaño del negocio y del nivel de expansión que se tenga en mente, lo fundamental es tener claridad de los objetivos por conseguir y diseñar una estrategia acorde que contemple todos los aspectos necesarios para hacer de tu negocio, una empresa escalable.

Tags : empresainternacionalizaciónnegocio

Leave a Response