close

Entre la selección cada vez mayor de opciones de pago en línea, hay un nuevo tipo de jugador que probablemente haya notado. La solución que se le ofrece depende de su procedencia y de con quién está comprando. 

Los préstamos Compre ahora y pague después (BNPL) son una tendencia de moda en los pagos, ya que permiten a los consumidores comprar productos y pagarlos con cuotas puntuales sin intereses.  Dicha opción de pago, que ya mostraba una tendencia creciente en los últimos años, se ha visto reforzada con la pandemia. Muchos consumidores que han visto reducidos sus ingresos estarían recurriendo a estas opciones de pago para financiar sus compras.

La modalidad online del “buy now, pay later” consiste esencialmente en un diferimiento de los pagos realizados en comercio electrónico. Así, los consumidores compran bienes o servicios online pero los pagan con cantidades fijas mensuales, generalmente sin intereses. En la mayor parte de los casos, solo existe un sobrecoste para el consumidor si se retrasa en el pago de sus cuotas. Eso sí, en muchos casos, los tipos de interés asociados a estos retrasos son muy elevados, pudiendo oscilar entre el 10% y el 30%.

Muchos de estos pagos a plazos son ofrecidos por empresas Fintech, que han visto un nicho de mercado en estos préstamos al consumo. Estas empresas se asocian con comerciantes para que la opción de pago a plazos esté disponible, por lo que cobran al comerciante una comisión al facilitar la venta con el servicio crediticio.

En Estados Unidos, FinTech como Klarna, Affirm o Afterpay están creciendo significativamente gracias a estos pagos digitales aplazados. El éxito de estas FinTech ha hecho que otros actores como PayPal, Visa o Mastercard también traten de posicionarse en este segmento. Por ejemplo, PayPal ha lanzado la opción “Pay in 4”, que permite a sus usuarios para pagar sus compras, sin intereses, en cuatro plazos. Algunos estudios realizados muestran que dichas opciones de pagos son mayoritarias entre la población más joven y con menor renta. En Estados Unidos, se estima que el 80% de los consumidores que optan por un pago online diferido tiene entre 19 y 34 años. Además, cerca del 65% de los que usan estas FinTech para aplazar sus compras ganan menos de 50.000 dólares anuales.

Las tiendas tienden a generar muchos más ingresos. Los carritos de la compra se hacen más grandes y se abandonan con menos frecuencia cuando se ofrece el modelo de pago. Cuando los consumidores pueden distribuir el pago de grandes compras a lo largo de varias semanas, es menos probable que sufran un impacto de etiqueta y más probabilidades de hacer grandes compras que de otro modo no habrían podido pagar. Algunas empresas han informado de aumentos de más del 30% en el valor medio de los pedidos como resultado de las soluciones Comprar ahora y pagar después.

Si eres un comercio o negocio, simplemente no puede ignorar esta revolución de pagos. Es importante que haya una seleccionen un proveedor que se alinee con los valores de tu empresa y finvero te puede ayudar a encontrar aquellos que fondeen tus productos a crédito con beneficios que nadie más te da, vende a crédito

Tags : buynowpaylatercomerciofintechpyme

Leave a Response